TDAH1

NIÑOS HIPERACTIVOS

Hoy en día cada vez es más frecuente escuchar la palabra TDAH, sobre todo en lo que a la población infantil respecta. Este novedoso término identifica a quienes lo padecen como portadores de un trastorno que origina una impulsividad excesiva y la incapacidad para poder centrarse. Hablamos por tanto, de una disfunción que altera los procesos cognitivos complejos, provocando así la dificultad de enfocar la atención y controlar la conducta. Son niños movidos, y desgraciadamente muchas veces son tachados de malcriados, ya que muchas veces les resulta imposible dominar su impulsividad. El recibir un trato negativo por parte de la sociedad, solo por el hecho de ser diferentes, genera problemas en la autoestima de estos, generando de esta manera otros diagnósticos como la depresión o tristeza patológica. También es un trastorno con alta co-morbilidad, ya que los afectados muchas veces presentan además: dislexia, trastornos alimenticios, trastorno negativista desafiante de la conducta, problemas de ansiedad y dificultades afectivas.

¿De dónde provieneuronane, cual es el origen?
A día de hoy no hay una explicación específica para este trastorno. Por el momento, la observación de síntomas es el único indicador que se utiliza para hacer el diagnóstico del TDAH. Las variantes genéticas cobran un alto protagonismo en este trastorno, siendo así un factor de riesgo y predisposición, pero sin suficiente significancia para tomarlo como única causa de su surgimiento.
A nivel neuronal, se da un déficit en la acción reguladora de ciertos neurotransmisores que están implicados en el control de los impulsos, tales como la serotonina, noradrenalina y la dopamina.
La mayoría de los diagnosticados tienen entre seis y nueve años y son del sexo masculino en una proporción de cuatro a uno. En España, un 3% de los niños padece este trastorno, mientras que a nivel de población mundial, la tasa oscila entre un 6%-9%. En dos terceras partes de los casos, el TDAH se mantiene en la edad adulta, con una variación de los síntomas.

Tipos de TDAH
Hay tres tipos de manifestaciones distintas: con hiperactividad, con inatención y la combinación de los anteriormente mencionados. El más frecuente es la combinación de inatención y hiperactividad, mientras que el menor número de casos se encuentra en el TDAH con hiperactividad. En las mujeres predomina el TDAH de inatención, más difícil de diagnosticar debido a que los primeros síntomas suelen aparecer más tarde y pasa desapercibido por la falta de hiperactividad.

Tratamiento

El hecho de que cada vez se diagnostiquen más casos, hace que el campo de investigación para el tratamiento sea cada vez más amplio. Por un lado, tenemos el tratamiento con medicación y por otro la terapia psicológica. En España, la elección de tomar medicación prevalece especialmente, ya que junto a Bélgica y los Países Btdahajos, son los tres países europeos con más adultos diagnosticados que siguen este tipo de tratamiento. A pesar de que sean estimulantes, las anfetaminas son el fármaco más recetado en el tratamiento farmacológico. Este último se conoce bajo el nombre comercial de Rubifen, prescrito ya a más de 120 millones de personas en todo el mundo. También existe otro tipo de tratamiento no estimulante denominado atomoxetina, más indicado en el caso de los niños. Por último tenemos la opción del tratamiento psicólogico, que ofrece herramientas y pautas a los padres para manejar la conducta hiperactiva de los niños. De esta manera, se pretende promover la compresión del entorno hacia el niño y transmitirle mensajes positivos que refuercen su autoestima.

Leire San Vicente

inviernoprimavera

¿Cómo quiero comenzar la primavera? Ventajas emocionales del invierno

Es la noticia de estos días, esta en todas las bocas, en las redes sociales, en las conversaciones de ascensor… Ha salido el SOL y parece que viene para quedarse…
Y esto nos pone de buen humor, nos da energía, sonreímos y nos encontramos mejor…

Y vuelve la pregunta habitual en estas fechas ¿Cómo nos afecta el clima, el tiempo y la temperatura a nivel emocional?

Y entonces sale la gente en reportajes de la tele diciendo que se encontraba ya mal por el tiempo tan malo que hacia, que la falta de luz entristece, que esta deprimido (utilizando una vez más una patología para describir un estado de animo) e incluso alguien comenta el manido dato de los suicidios en los países con pocas horas de luz.

Y es normal que queramos sol y luz, y que estemos hartos de la lluvia y el abrigo y queramos salir a la calle, disfrutar del calor y de la claridad primaveral (aunque aún estamos en invierno).

Pero no debemos olvidar el efecto beneficioso del invierno en la psique humana. La naturaleza es sabia y sus ciclos son beneficiosos para la continuidad de la vida en cada lugar. (¿Esta deprimido un oso cuando en invierno se retira a hibernar?)

El invierno, la falta de luz, el mal tiempo, invita a la introspección. Invita a volver a la cueva interna, a contactar con uno mismo y poder hacer así acopio de energía para cuando llegue el buen tiempo. Invita al darse cuenta, invita a la autoobservación. La vida nos dice: “mírate dentro, evalúate, observa cómo estas y prepárate para la nueva etapa”

Esta estación, nos pone muchas veces cara a cara con nuestras necesidades, nuestros vacíos, nuestros miedos… Lo que como cigarra cantora no he resuelto un año más, en invierno se me presenta más real. Ya no puedo entretenerme tanto con estímulos externos y me encuentro conmigo mismo/a y con mi males emocionales.

No es el mal tiempo quien me entristece, no es la lluvia quien me deprime. No podemos negar su efecto, pero… el clima no puede conectarte con algo que no llevas dentro. Así que pregúntate qué te esta diciendo este bajón invernal. ¿Qué tienes pendiente? ¿qué esta por arreglar?

A estas alturas, hemos podido aprovechar los meses pasados para hacer limpiezas internas (y externas) y así, comenzar la primavera dejando atrás lo que sobra y dotándonos de lo que es sano y necesario para nosotros/as… Podemos despertar del letargo con fuerzas renovadas.

Y si no lo hemos hecho aún, si la pereza existencial se ha aliado con la pereza física y no hemos utilizado la crisis invernal para transformarnos… ¡este es el momento! quedan aún un par de semanas para la primavera y podemos ponernos manos a la obra…

Podemos preguntarnos:
– ¿Dónde estoy? ¿Dónde quiero estar?
– ¿Qué siento respecto a mi vida? ¿Qué me sobra? ¿Qué me falta?
– ¿Quiero seguir cómo estoy ahora? ¿Qué necesito cambiar/transformar?
– ¿Qué miedos necesito vencer?
– ¿Qué me hace feliz? ¿Qué me entristece?
– ¿Cómo quiero renacer esta primavera?

A veces estas preguntas se hacen difíciles por falta de entrenamiento en la introspección. O quizás las respuestas nos vienen grandes, nos dan miedo, nos crean ansiedad. Bien, en ese caso, puedes pedir ayuda. Esta es una buena época para comenzar un camino de crecimiento personal.

En Hualqui caso, escucha las respuestas y hazte caso.

Cuídate y quiérete. Disfruta,

Eres la persona con quien pasarás toda tu vida.

Eider Iruretagoiena

Psicologa y Psicoterapeuta del Centro de Psicología Integral

Formadora PNL y DPH

surrealistas814

images 3

INTELIGENCIA EMOCIONAL, EL CAMINO HACIA EL BIENESTAR

La inteligencia emocional, como decía Goleman, es la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones. En estos tiempos que corren, esta presente allá donde vamos, ya que esta “capacidad” de la que hablamos es beneficiosa tanto para el individuo que la practica como para todo aquel que le rodea.
¿Podemos todos alcanzar un cierto nivel de inteligencia emocional? Es cierto que hay personas más provistas de los aspectos que rodean a este tipo de inteligencia, ya que los diferentes grados de sensibilidad y empatía del individuo no son rasgos adquiridos. Aún así, si las cosas se hacen de buena fe y con una intencionalidad al cambio positivo, ¡todo es posible!
Podemos tomar como punto de partida aquellos rasgos que diferencian a personas con alta inteligencia emocional de las que no la tienen o la ignoran, para ello nos centraremos en la constancia de sus hábitos:

• POSITIVISMO

La vitalidad es el lema a seguir, centrándose así en el lado positivo positivismoy provechoso de las cosas, alejándose de presentes o futuras fuentes de negatividad. No por ello son personas evitativas, ya que se rodean de gente que les haga sentirse realizados y no invierten el tiempo en aquellos que tengan deseos o intereses que hieran su energía, su bienestar. Promueven la alegría, ya que para ellos no hay nada mejor que disfrutar con aquellos que les rodean de los placeres que ofrece la vida.

•ADMINISTRACIÓN SELECTIVA DE LA ENERGIA

Aplican límites, son afables y considerados pero ello no indica que sean manipulables, ya que son firmes y asertivos en cuanto a la toma de decisiones se refiere. Son personas que miran las dificultades de frente, que buscan soluciones a las necesidades que se le plantean. Dedican su energía a ámbitos que se encuentran bajo su control, de manera que puedan aplicar los conocimientos de aquello que saben.

• MANEJO DE LAS EMOCIONES

Ejercen la capacidad de tomar conciencia sobre aquello que se esta experimentando, ya que las emociones nos pertenecen y somos responsables de lo que hagamos con ellas.

• EMPATIAcesar-prada-empatc3ada

De esta manera sintonizan con las experiencias y estados emocionales de las demás personas, ayudándolas a restablecer su equilibrio emocional.

• MENTE ABIERTA

La visión de futuro y la apertura al cambio hace que aprendan de errores presentes o pasados, llevando a la práctica aquello de lo que se han enriquecido emocionalmente. Son por ello fieles practicantes de lo que se denomina “el aprendizaje de la vida”, abriéndose así a nuevas experiencias sin estancarse en antiguas creencias.

• CONFIANZA EN UNO MISMO

Es la base para que todo lo anteriormente mencionado fluya. Constan de ricos valores morales, y se preocupan por cumplirlos, tomándolos siempre en cuenta para toda iniciativa que se propongan. Marcan un rumbo dirigido por una meta, que van actualizando a partir de aquello que aprenden. Todo ello esta en nuestras manos, ya que nosotros somos dueños de nuestro destino y de la dirección que queremos tomar en nuestras vidas. ¿No sería esta una buena oportunidad para hacerlo?

Leire San Vicente