medida

La Vida es “impresionista” (y poco racional) 

¿Es la vida justa? ¿Realmente merece la pena vivir? ¿Para qué estamos aquí y porqué sufrimos? ¿Qué es lo que pretende ese Ente que llamamos Dios (o La Vida) y que se supone que nos ha creado para “gloria y alabanza de su nombre”?

 Uno observa la vida que lleva y que llevan otros y resulta lógico que, de vez en cuando, nos hagamos estas preguntas .El problema, lo que nos atormenta, es que nos cuesta mucho encontrar una respuesta clara, por lo menos desde la razón. La razón no sabe responder este tipo de preguntas. La razón no es una buena consejera o consultora para temas que se alejen de lo que ella conoce…Lo que la razón conoce y sabe manejar es lo que ya está conocido y manejado de antemano, lo que está regulado, medido…La razón sólo comprueba, certifica, analiza, incluso anticipa ,desde parámetros previamente establecidos, una realidad, y eso nos viene muy bien para aspectos concretos de nuestra vida, como leer, saber calcular los gastos del mes, respetar las leyes, planificar el trabajo, manejar útiles y herramientas, diseñar un edificio…

 Pero, por otro lado, hay realidades que la razón no sabe explicar y que nos empeñamos en que lo haga. El mundo, nuestra sociedad, nosotros, adoramos a LA RAZÓN y a ella le hemos dado el privilegio de dar “Label” de autenticidad a todo lo que hacemos…todas nuestras acciones deben ser razonables

 Además, hemos secuestrado a la CIENCIA para otorgar a la RAZÓN ese “Label” (relegando la exploración de otras “realidades” a la iniciativa privada y valiente de científicos que no se casan con ese tipo de CIENCIA OFICIAL), creando un matrimonio RAZÓN- CIENCIA OFICIAL, que pretendemos sea indisoluble, de manera que para que algo sea creíble debe ser “científico y razonable”, o sea, poderse demostrar con pruebas científicas y razonables, y todo lo que no se pueda verificar en esas condiciones, cae a la categoría de “no científico, no razonable” lo que es prácticamente negarle la posibilidad de ser considerado “realidad”.

 Sin embargo, la Historia está llena de “realidades” que en su día fueron denostadas, negadas tozudamente, e incluso condenadas y hasta castigadas con la muerte por la “Ciencia Oficial” imperante en la época, simplemente por que no se podían demostrar con los instrumentos o conocimientos de entonces, o porque atentaban contra LA RAZÓN…

racional

Herejías de entonces son verdades absolutas hoy…Me vienen a la memoria, entre otros, los ridículos históricos de “la Tierra es  plana”, de que “el Sol gira alrededor de la Tierra”, o de que “es imposible que algo más pesado que el aire pueda volar” que en su día la “Ciencia-Razón” dogmatizaba…La “Ciencia- Razón” no tiene, por consiguiente, todas las respuestas…

Hay, por tanto, otro tipo de realidades para los que hay que usar otro modelo de canales para su percepción…y que son las que más nos afectan y deciden nuestra forma y calidad de vida: el amor, el dolor, la ira, los celos, la compasión, la esperanza, la alegría, la tristeza, la esperanza, la fe…y éstas no se pueden medir en un laboratorio (aunque lo intentan) porque son realidades subjetivas, individuales y cambiantes que no se aprenden sino experimentan, que no se miden sino que se sienten…De manera que, para responder a las interrogantes al principio expresadas, más que a la Razón, propongo acudir a la Intuición, a la Creatividad libre, y sobre todo al Corazón…es decir, a lo que algunos solemos relacionar con el lóbulo derecho del cerebro, no racional, intuitivo, creativo, más “inconsciente” aunque no sea exacto este término.

 Mi percepción íntima es que vivir es un artela Vida es una obra de arte; es como un lienzo en blanco en el que nosotros, como aprendices de pintor, damos unos brochazos aquí, un poco de color allá… a veces, como aprendices, pecamos de precipitación y corremos más de lo debido, queremos ver la obra terminada cuanto antes y nos desilusionamos y dejamos de pintar…o un mal brochazo, un color “inadecuado” nos hace dejar de creernos buenos pintores al no ver un resultado satisfactorio (lo que creemos que debería ser en vez de lo que realmente es)…sin darnos cuenta de que en realidad eso es lo que nos hace explorar, aprender, innovar…crecer dar sentido a nuestro oficio de artista.

Otras veces no entendemos qué cuadro estamos pintando, no vemos unas líneas claras que nos indiquen si vamos bien o no, y nos frustramos, sin darnos cuenta de que, lo que estamos pintando es un hermoso cuadro impresionista, en el que los golpes de pincel unas veces tienen un sentido y otras parece lo contrario, en el que da la impresión de que, en ocasiones, el color aplicado no es el más adecuado, en el que cuesta adivinar el resultado final, en el que el boceto simplemente es una orientación y no una norma rígida, en el que vale a veces más la intuición que la técnica…

Por otra parte, a menudo paramos, observamos el lienzo y sacamos conclusiones de lo que vemos en ese momento, una especie de imagen fija del estado de la obra en ese instante y sufrimos porque no la entendemos o no nos gusta y creemos que así va a ser siempre, sin darnos cuenta que con el siguiente golpe de pincel ya no es la misma imagen de antes, que tenemos la posibilidad de corregir una pincelada que no nos gusta sobreponiéndole otra…

Puede que nos desconcierte la aparente falta de información previa de lo que vamos a hacer, o cómo lo vamos a hacer, pero resulta que La Vida es una impresionista convencida y entiende que es el estilo más libre, creativo y adecuado para pintar el cuadro de la Vida…

Conviene pues, confiar más en las intuiciones del “inconsciente” y en su sabiduría y saber tener la suficiente paciencia hasta terminar el cuadro…Es entonces cuando nos alejaremos de éste y comprobaremos la extraordinaria obra de arte que acabamos de terminar, cuando realmente apreciaremos su belleza y finalidad, y quizá entonces, cobre sentido el haber vivido….

paleta

 

 

 

 

 

 

José Ángel Madinabeitia Olariaga

hipnosis

Metáforas y PNL

Metáfora en clave hipnótica:

‘El Lenguaje del Inconsciente’ o  ‘Cómo hablar con el Jefe de manera adecuada e inteligente’

hipnosis¿Por qué? 

El entrometido del pueblo, deseando ser recompensado por llevar buenas noticias, corrió un día hasta la casa del Mulá:

“¡Nasrudín! ¡Buenas noticias!”

“¿Qué pasa?”

“¡Los vecinos están cocinando tortas!”

“¿Y eso que tiene que ver conmigo?”

“¡Pero te van a dar algunas!”

“¿Y eso que tiene que ver contigo?”

La hipnosis consiste en crear un estado psicológico y neurofisiológico “por debajo” de la conciencia normal; esto es, ir desde un nivel consciente (frecuencia cerebral de tipo Beta) hacia un estado de relajación profunda o trance hipnótico (nivel subconsciente o frecuencias cerebrales más lentas tipo alfa y theta). En dicho estado podemos modificar el software o programas mentales, reconduciendo su comportamiento, sus emociones o sus estados internos hacia una meta que se desee. Esto es, intervenir para mejorar las programaciones neurolingüísticas de las personas y su estado de recursos.

Por su parte, el lenguaje metafórico accede, asimismo, a la estructura más profunda del individuo, el espacio en el que se generan las respuestas más óptimas para resolver las situaciones problemáticas. Desde ahí, dejamos al inconsciente trabajar creativamente.

La hipnosis, en cierta manera, es la “cirugía” de la mente; en dicho estado – y a través de metáforas-  se pueden “poner”, “quitar” o “modificar” creencias, emociones, recuerdos, comportamientos, etc. Sabida es la correlación entre ondas–frecuencias cerebrales y Estados de conciencia e inconsciencia. La metáfora navega entre ambos mares, dado que el lenguaje metafórico trabaja con múltiples realidades que estimulan al oyente en sus distintos niveles perceptivos. Mientras la mente consciente procesa el contenido de la historia, el inconsciente recibe los mensajes encajados – ocultos dentro de esa historia. La Metáfora tiene que ver con el lenguaje sensorial y analógico más vinculado al inconsciente versus (lenguaje conceptual) – lógico, racional, analítico.

Por lo tanto, y de hecho, una manera exquisita y natural de facilitar cambios y transformaciones en las personas es a través de las Metáforas… Las Metáforas son la voz y el lenguaje del inconsciente. Sus aplicaciones (metáforas, historias, cuentos, visualizaciones, lenguaje analógico…) son diversas y conviene recordar que traspasan los limites de lo lógico, racional, los dominios  del consciente; Siempre que se “entreguen” adecuadamente. Y lo hace sin crear resistencias, de forma sutil, amigable y creativa. Y… observa que… la mayor parte de tu vida esta determinada de forma inconsciente.

metáfora hipnosis¿Quién a quien?

Un hombre que había estudiado en muchas escuelas de metafísica se presento ante Nasrudin. Describió en detalle en cuales había estado y qué había estudiado para demostrar que merecía se aceptado como discípulo.

“Espero que me acepte o, al menos, que me exponga sus ideas –dijo-, puesto que he empleado tanto tiempo estudiando en esas escuelas”.

“¡Que lastima! – exclamó Nasrudin -, usted ha estudiado a los maestros y sus enseñanzas. Lo que tendría que haber sucedido es que los maestros y las enseñanzas lo estudiaran a usted. Entonces si habríamos tenido algo interesante.”

Continuará…

eneagrama

PNL y Eneagrama

Una visión Integrativa para el desarrollo humano

La PNL se encarga de estudiar la estructura subjetiva de la mente humana. Es decir, como funcionamos con nuestra mente, que patrones operativos actúan y cómo creamos nuestras experiencias. A partir de ahí podemos evaluar qué funciona y qué no, y saber porque y cómo funciona y – en su caso- establecer cambios, nuevos circuitos de información, reprogramar lo ineficaz por algo más saludable, beneficioso y positivo. Esto implica conocer una serie de factores , implicados en el proceso de codificación de los fenómenos que percibimos.

PNL eneagramaNo es tan importante lo que nos sucede, sino la lectura interna que hacemos de ese fenómeno y que llamamos experiencia. Cómo enmarcamos los sucesos es algo fundamental . Desde ahí, podemos decir, por ejemplo, que no existen errores, sino resultados. La PNL nos das flexibilidad y estimula la creatividad a la hora de buscar soluciones y nuevos caminos. Es tambien un modelo de Comunicación eficaz y de calidad humana que nos acerca a darnos cuenta de qué queremos (que merezca la pena de verdad) y de ir a por ello. De gestionar adecuadamente nuestras emociones. Tiene herramientas para facilitar cambios y posibilitar la consecución de objetivos saludables. Además nos permite establecer sintonía interna y con los demás.

Otro aspecto importante en PNL es realizar la introspección adecuada para revisar nuestro sistema de creencias, poder revisar creencias limitantes y transformarlas en potenciadoras. La PNL integrativa además, facilita el autoconocimiento y la expansión de la conciencia en un nivel transpersonal. Muy cercano a esta perspectiva integrativa, sistémica y transpersonal se encuentra el Eneagrama.

El ENEAGRAMA es un método de Autoconocimiento transformador para el desarrollo personal y espiritual.

Se basa en la introspección para descubrir el carácter con sus mecanismos neuróticos (egoicos) y desde ese descubrimiento ir trabajando en la sanación hacia la virtud, lo cual implica reducir el ego. El Eneagrama es un prodigioso sistema que identifica nueve tipos distintos de personalidad, denominados eneatipos, mezclando elementos de la mística oriental –sufí- con la psicología occidental. El “Conócete a ti mismo” tiene en el Eneagrama un modelo fecundo e inigualable.

eneagramaClaudio Naranjo – principal referente mundial de la psicología humanista y del ENEAGRAMA– lo vinculó al estudio del carácter y la personalidad y lo integró en el conocimiento psicológico moderno. Actualmente, el eneagrama está considerado como el sistema de identificación de personalidad más completo, sofisticado, práctico y útil, jamás descrito. El Eneagrama no es solo un modelo de identificación eficaz, sino que ofrece itinerarios de crecimiento para ir desde el Ego neurótico hacia la maduración personal.

Se trata, por lo tanto, de una de las bases de nuestro trabajo en los grupos de Crecimiento Personal, DPH. Ambas disciplinas – PNL Integrativa y Eneagrama – pueden complementarse si se trabaja con rigor y profesionalidad. En el CPI – IPNLi realizamos diversos cursos en ambas disciplinas dirigidos a exploradores/as del Crecimiento Personal. A buscadores de la verdad desde el camino del Corazón, como dicen los sufis, y en general a toda persona que quiera mejorar en su propia vida tanto a nivel personal como profesional.