Inteligencia emocional y redes sociales

Hoy voy a escribir sobre la curva de la emoción. La curva simple, la que refleja un estado de reposo o calma (por lo menos conscientemente), un estímulo que despierta una emoción  (atentas que digo despierta y no genera), esa emoción y el sentimiento que de ella parte y por fin un estado de calma o reposo final.

Cuva

Este proceso puede ser más largo o más corto en el tiempo dependiendo de la intensidad del estimulo, el tipo de emoción que despierta, el tipo de sentimiento que la sigue y los pensamientos, actos y correlatos fisiológicos que la acompañan.

Una emoción puede aparecer y desaparecer en segundos o generar un estado emocional o un sentimiento que dure horas o incluso días.

Otro día hablaremos sobre como alimentamos o no estas emociones y como nos apegamos o no a estos sentimientos. También hablaremos más sobre la inhibición en estas fases o sobre la expresión saludable de las emociones o asertividad.

Lo que hoy me interesa es qué consecuencias tiene a día de hoy el fácil acceso a herramientas de comunicación y difusión en ese momento álgido de la emocionalidad o el sentimiento.

Smartphone, Teléfono Celular, Apple Que I Teléfono

Hace unos meses, una persona a la que seguía en redes sociales se metió en un buen lio. Leyó una noticia y al momento publicó su opinión sobre la misma, una opinión llevada por la ira en la que atacaba y deseaba la muerte al protagonista de la misma. A los pocos minutos retiró su publicación, pero fue tarde ya alguien ya había “cazado” su comentario y lo había divulgado. En pocas horas el pantallazo con su comentario corrió como la pólvora y comenzó a recibir amenazas e insultos hasta el punto de cerrar sus cuentas y desaparecer. Tengo entendido que también fue legalmente demandada. Desconozco más datos sobre cómo ha evolucionado este asunto en los meses posteriores.

Analicemos este caso desde el punto de vista de la curva de la emoción. Esta persona, llamémosla Maite, recibió un estímulo, una noticia que le impacto y generó en ella una emoción de ira y asco que desembocó en un sentimiento de enfado y cólera. En pleno pico de la emoción y el sentimiento, tuvo acceso a una herramienta de comunicación pública donde plasmó lo que en ese momento sentía (movida por esa ira y ese rechazo) y cuando minutos más tarde se calmó y la curva comenzó a descender, fue consciente de lo escrito y lo retiró. Lamentablemente para ella, internet va muy rápido y su mensaje ya había sido captado por alguien que lo uso en su contra.

Si esto hubiera ocurrido hace 20 años, Maite se hubiera enfadado igual igual, y seguramente hubiera reaccionado muy parecido, pero en ese momento álgido de la curva, como mucho hubiera podido expresar ese mensaje a un circulo limitado de gente y cuando se retractara minutos después, solo hubiera tenido consecuencias a corto plazo (o quizás a largo plazo pero en un número menor de gente) y desde luego difícilmente hubiera acabado demandada.

Podemos decir que quizás hubiera podido escribir una carta a un periódico o llamar a un programa de radio o de tele para expresar su opinión… pero lo cierto es que esto le hubiera, posiblemente llevado un tiempo y un proceso en el que su mensaje se hubiera, por lo menos, templado.

Pero hoy no… hoy en ese mismo instante en que estamos en el punto álgido de la curva de la emoción. Cuando, por asi decirlo, estamos disparados, tenemos en nuestro bolsillo un pequeño aparato que nos permite enviar un mensaje instantáneo, ya sea por privado o a nivel público. La metáfora del mono con la pistola no queda excesivamente lejana ¿verdad?

Mono, Espejo, Mirar, Pensamiento

En mi experiencia profesional estoy últimamente contemplando habitualmente dificultades de comunicación derivadas de la mensajería instantánea y esta es una de ellas. Es por esto que es interesante poder reflexionar acerca de este peligro, sobre todo en caracteres más emocionales o viscerales con posibilidad de que la temperatura interna suba demasiado rápido.

Si un estimulo me altera y me genera una respuesta emocional, esta claro que lo más sano es que pueda expresarla de forma asertiva, pero a veces, al estar en ese punto álgido, no somos capaces de conectar con nuestra asertividad… Es por esto que es muy conveniente darnos la oportunidad de sostener el impulso hasta que la temperatura baje y entonces podamos responder o actuar de una forma más asertiva. O quizás ocurra, que ya no estemos en la necesidad de hacerlo… por ejemplo una reacción celosa ante una foto puede reflexionarse y reorientarse una vez ha pasado esta fase álgida.

Así que la recomendación que yo suelo dar a mi pacientes es que ante un estimulo de este estilo y antes de llevar a la acción una reacción excesiva, dejen pasar unos minutos, horas o el tiempo necesario, sosteniendo (que no reprimiendo) lo que sienten y después de pasado ese margen, actúen de forma asertiva.

Para ello, recordamos las fases del guión asertivo:

  • Describir sin juzgar la situación.
  • Expresar nuestros sentimiento
  • Pedir/solicitar lo que deseamos cambiar.

La capacidad para sostener nuestras propias emociones y poder decidir cómo gestionarlas es también una parte importante de la Inteligencia emocional y sin duda un eslabón muy débil en la cadena educativa a la que estamos sometidos hoy en día.

“Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabra” William Shakespeare

 

Eider Iruretagoiena Perez (Psicóloga y formadora del CPI-ICPNLi)

Frase del día

Si soy uno,

soy pues al mismo tiempo

 el aceite de la lámpara

y el agua que la apaga.

¿Dónde puedo esconderme?

-RUMI-

Luces, Luminarias De Navidad, Noche, Oscuro, Decoración

Frase del día

Unidos los radios en una rueda,

pero es el agujero central

el que permite que el carro se mueva.

                                               Lao Tzu

 

wheel-1897489_960_720

Frase del día

Frase 26

¿Por qué PNL Integrativa?

INtegrativa 1 2INtegrativa 2 2INtegrativa 3 2INtegrativa 4 2

¿Que es la PNL? Zer da PNL?

¿Que es la PNL? Zer da PNL?
#PNL #NLP #Coaching #Desarrollopersonal #InteligenciaEmocional #CrecimientoPersonal #comunicacion #Psicología #neuroscience

¿QUe es la PNL 2

Entrenamiento 2

Modelo operativoPara que

 

A la hora de Constelar, ponte en buenas manos

A la hora de constelar, es importante hacerlo con personas con formación y experiencia adecuadas.

Konstelatzeko, garrantzitsua da formakuntza eta esperientziadun pertsonekin egitea:

 

 

METÁFORAS Y SALUD -Por José Angel Madinabeitia

En una charla sobre Salud, pregunté a los asistentes qué era la Salud para ellos; qué significaba para cada uno de ellos estar sano o enfermo…y me dieron, como esperaba, respuestas muy variadas, entre ellas:

-“La salud es la ausencia de dolor, y el dolor no hay por qué sufrirlo”

-“La enfermedad es lo contrario de la salud, y por tanto hay que combatirla”

-“Un estado de equilibrio entre la mente y el cuerpo, y la enfermedad, una señal de que ese equilibrio se está perdiendo”

-“Sentirse bien consigo mismo”

-“La salud es el estado natural del ser ; el ser siempre tiende a la salud, si le dejamos”

-“Es un estado que hay que cuidar, como un jardín, para que dé bellas flores”

-“La salud es la posibilidad de llevar a cabo tus proyectos

Resultado de imagen de salud

Como se observa, hay definiciones para todos los gustos y tú podrás estar de acuerdo con alguna de ellas o aportar tu propia definición. He marcado en negrita las palabras que, a mi modo de ver, son claves a la hora de definir “desde dónde” observo el fenómeno de la Salud. Palabras como “ausencia”, “contrario”, “combatir”, “equilibrio”, “señal” etc.….me dan una pista de cómo percibe cada uno la salud, qué METÁFORA usa para entender la Salud…

Es importante que conectemos cada uno con nuestra Metáfora particular sobre la Salud, puesto que nos dará una información precisa de cómo nos afecta y de cómo la podemos “abordar” (otra metáfora).

Si yo pienso que “la Salud es lo contrario de la enfermedad”, o es “la ausencia de dolor” por ejemplo, es posible que considere la enfermedad, o el dolor como un enemigo con el que no deseo convivir, y lo combata con las armas más potentes  que estén a mi disposición a fin de que desaparezca…En esta metáfora “bélica” se logra la Salud con la eliminación de la enfermedad como un enemigo indeseable  (o, como nos solemos conformar a menudo, con la eliminación sólo de los síntomas) y es la metáfora favorita de los laboratorios químico-farmacéuticos, que nos venden las armas apropiadas, “ad hoc”, para cada enfermedad…(Combata el dolor con…..Contra la gripe tome…Elimine el resfriado con… y uno se toma su producto, y, como por arte de magia, al instante está sano como una manzana)

Si mi metáfora de Salud es “Un jardín que hay que cuidar” es probable que dé más importancia al día a día, esté más en contacto con la Naturaleza, me cuide y coma de una manera sana, haga ejercicio, “escuche” mejor a mi cuerpo y recurra a productos naturales cuando note que mis flores estén un poco mustias, y no considere la enfermedad como un enemigo a combatir sino como un jardín al que, quizá, haya que regar más…

Resultado de imagen de jardín

En cada metáfora se puede sacar una valiosa  información de cómo es mi Mapa Vital, de cómo percibo la realidad y reacciono ante ella….Como siempre, no existe un Mapa o Metáfora mejor ni  peor . La metáfora bélica  puede ser la más útil en algún contexto, y puede que en ese caso no haya mejor opción para salvar la vida o  recuperar la Salud que el uso de fármacos “contra”…La metáfora del jardín puede ser adecuada para mantener el organismo en un estado tal que la enfermedad no aparezca, o si lo hace sea de una manera más “amable”…y mi actitud ante ella más positiva…

Es conveniente revisar mi metáfora de Salud, observar si es coherente con el resto de metáforas con las que interpreto la vida, si me ayuda a tener una buena salud…En caso contrario sería adecuado explorar otras metáforas…

Por parte de los profesionales de la Salud, sería muy interesante que exploraran cuál es la metáfora de cada consultante o cliente (la metáfora “paciente” no me gusta) para adaptar su lenguaje al de su cliente. Si un cliente habla de su Salud como un jardín que cuidar, más vale no emplear le lenguaje bélico de “combatir la enfermedad con fármacos” puesto que el cliente no se sentirá entendido, y es poco probable que tome los fármacos prescritos, pues va contra su metáfora, al mismo tiempo que se pierde el efecto “placebo” que tanto la palabra del terapeuta como el remedio tienen…

Por el contrario, a un cliente cuya metáfora sea la bélica, sí que le será útil ese lenguaje, y, al verse comprendido en su problema y compartir visión del mismo, el efecto terapéutico del fármaco se verá reforzado por el efecto placebo del mismo y del propio  terapeuta…

Al final, alguien dijo que “todo son creencias” y una metáfora es, entre otras cosas, una forma poética de representar una creencia…

Cito también a J.Blau que dijo en una ocasión:

-“El médico que no ejerce un efecto positivo en sus pacientes debería hacerse patólogo o anestesista. Si el paciente no se siente mejor con sólo haber pasado por su consulta, se ha equiviocado usted de profesión”. J.Blau en  “El médico y el placebo” Lancet 1 (1985), 344.

 

Y tú…..qué metáfora de Salud tienes?

Un abrazo

José Ángel Madinabeitia

 

Resultado de imagen de jardín zen